Etiquetas

1976 (1) 1977 (1) abuelita (1) Alberti (1) Aurora (1) Ayuntamiento de Tossa (1) Bárbara Celis (1) Barrio Gótico de Barcelona (1) Bataille (1) Bedíni (1) biblioteca (1) bloc (1) blog (1) Brecht (2) Calle Aragón (1) Calvet (1) Carbó-Berthold (1) Catalunya (1) Cena Final de Año (1) chamarilero (1) Chartres (1) Cine Publi (1) constructor de catedrales (1) Cruspinera (5) Dahomey (1) dicción (1) Egipto (1) Eixample de Barcelona (1) El fil (1) Emma Riverola (1) escuela 2000 (1) Escuela de murales de Sant Cugat (1) España (2) facebook (1) fascismo (1) Franco (1) Goya (1) Grabadores de la España del Sur (1) Guerrero-Medina (1) Heartfield (1) Hidalgo (2) hipermnesia (2) horror vacui (1) Instituto Juan de Austria (1) Joan Hosta (1) José Santamaría (1) Juan Orozco (2) Juan Suárez (1) laberínto (1) libertad (1) Liv Ullmann (1) Lleonart (1) London (1) Los Reyes Magos (1) M.O.V. memoria (4) Mª Teresa Camps (1) mamá (1) Manolo Gómez (4) Manuel Oller (1) Mari Ángeles Golvano (1) máscara (1) Mayo del 68 (1) Milicua (1) Millares (1) Monasterio de Sant Cugat. (1) Navidad (1) Nietzsche (1) Oriente (2) Ouroboros (2) Pakula (2) Pandora (1) Paris (1) paz (1) Persona (1) Persona de Bergman. (2) Picasso (1) pirámide (2) polimorfo (1) Primavera de Praga (1) Puértolas (1) realismo (1) Reina (1) retrato (1) Rosario Garcia (1) rostro (1) Rufí (1) Sala Villarroel. (1) San Cugat (1) Schweyk (2) Señora Teresa (1) Serie "Imágenes" (1) Serie "Pájaros" (1) Tábano (1) Tossa (1) Trencadis (1) Universidad Autónoma de Barcelona (2) Van Gogh (1) Víctor-León Oller (1) Visquerra (1) Zúgel. (1)

jueves, 4 de febrero de 2010

Mi RETRATO de 1977.

.
......................................................................
.
El retrato que me hizo Joan Cruspinera, el 12 de Febrero de 1977, me trae los recuerdos de las incontables horas que pasé en su casa-estudio, en el Barrio Gótico de Barcelona.
Toda su casa era un estudio febril; el cubil del estudio, la vivienda polifacética, la amplia terraza abierta a las azoteas de la Barcelona Gótica y encarada a la contemplación de los pináculos y agujas de la Catedral.
Por doquier telas y papeles, obras minúsculas, de todos los tamaños y de gran formato, finalizadas o en elaboración, apiladas a las paredes, destacadas sobre algún caballete, o extendidas por el suelo, expuestas en todo momento para el deleite, la crítica de los amigos, la autocrítica o la reflexión.
Iba casi a diario a la casa-estudio de Joan. Y ambos, junto con su mujer Annie Pakula, eficaz, abnegada y extraordinaria colaboradora y anfitriona, hablabamos de arte y nos poniamos a trabajar, elaborando, mientras disfrutábamos de un buen cava, proyectos para la difusión de la obra
También haciamos , con la participación de Fernando, actuaciones de improvisación teatral, o sesiones fotográficas de expresión corporal, que sirvieron, entre otras cosas, como material de base para la creación de su "Serie Imágenes".
Joan Cruspinera dibujaba a sus amigos y me retrató a mí, buscando la espontaneidad del instante, pero también una interpretación de la personalidad.
Me dibujó pensativo, reflexivo, participativo, absorto en la contemplación de su obra, con la mirada lanzada contra su inclinada mesa de dibujo, sobre la que silueteó un teléfono, como elemento referencial de nuestra intercomunicación.
Mientras me dibujaba, seguro que estuvimos hablando sobre la "dicción", sobre como debe abordarse la realización de una "obra", tanto en lo que se refiere a una singular, como a la elaboración de una trayectoria.
Cruspinera dibujaba y pintaba sin descanso, porque quería tener la mano rota de "tanto hacer". Practicaba sin cesar, buscando el dominio sobre la manera "de decir", para hacerse con una caligrafía y estilo inconfundibles que le permitieran una intencionada destreza a la hora de afrontar obras más comprometidas y "mayores".
Este retrato es un redoblado ejercicio de mano, a parte de un regalo que aprecio por lo que tiene de documento personal y agasajo.
De aquella época de colaboración con Cruspinera aprendí, lo que Picasso nos enseñó a todos y Cruspinera me transmitió como algo interiorizado y personal ; que para llegar a desarrollar una trayectoria plástica hay que estar en constante actitud, viviendo todo el día desde el prisma de esa "adicción".
.
__________________________________________
.
Nota de pasado, presente y futuro.
.
A JOAN CRUSPINERA
.
DIBUJAR, pintar la poesia,
hacer visibles la palabra, el aire,
darles color y línea y movimiento,
ver que ya todo es uno
imprescindible,
he aquí el gran anhelo, que ya
viene de antiguo,
a navegar el mar
de una bella y no fácil aventura.
.
Poema de Rafael Alberti.
.

No hay comentarios:

Insignia identificativa de Facebook

Seguidores

http://mov-memoria.blogspot.com/