Etiquetas

1976 (1) 1977 (1) abuelita (1) Alberti (1) Aurora (1) Ayuntamiento de Tossa (1) Bárbara Celis (1) Barrio Gótico de Barcelona (1) Bataille (1) Bedíni (1) biblioteca (1) bloc (1) blog (1) Brecht (2) Calle Aragón (1) Calvet (1) Carbó-Berthold (1) Catalunya (1) Cena Final de Año (1) chamarilero (1) Chartres (1) Cine Publi (1) constructor de catedrales (1) Cruspinera (5) Dahomey (1) dicción (1) Egipto (1) Eixample de Barcelona (1) El fil (1) Emma Riverola (1) escuela 2000 (1) Escuela de murales de Sant Cugat (1) España (2) facebook (1) fascismo (1) Franco (1) Goya (1) Grabadores de la España del Sur (1) Guerrero-Medina (1) Heartfield (1) Hidalgo (2) hipermnesia (2) horror vacui (1) Instituto Juan de Austria (1) Joan Hosta (1) José Santamaría (1) Juan Orozco (2) Juan Suárez (1) laberínto (1) libertad (1) Liv Ullmann (1) Lleonart (1) London (1) Los Reyes Magos (1) M.O.V. memoria (4) Mª Teresa Camps (1) mamá (1) Manolo Gómez (4) Manuel Oller (1) Mari Ángeles Golvano (1) máscara (1) Mayo del 68 (1) Milicua (1) Millares (1) Monasterio de Sant Cugat. (1) Navidad (1) Nietzsche (1) Oriente (2) Ouroboros (2) Pakula (2) Pandora (1) Paris (1) paz (1) Persona (1) Persona de Bergman. (2) Picasso (1) pirámide (2) polimorfo (1) Primavera de Praga (1) Puértolas (1) realismo (1) Reina (1) retrato (1) Rosario Garcia (1) rostro (1) Rufí (1) Sala Villarroel. (1) San Cugat (1) Schweyk (2) Señora Teresa (1) Serie "Imágenes" (1) Serie "Pájaros" (1) Tábano (1) Tossa (1) Trencadis (1) Universidad Autónoma de Barcelona (2) Van Gogh (1) Víctor-León Oller (1) Visquerra (1) Zúgel. (1)

viernes, 16 de octubre de 2009

CRUSPINERA. Cuadernos de autor
.
.
Es costumbre de artistas, escritores y fotógrafos ir por el mundo con su cuaderno de bocetos, su bloc de apuntes o su cámara, para poder captar el instante o reflejar una idea que no puede perderse, ya que quizás valdrá por si sola o dará pábulo a una posterior creación.
Cruspinera es un adicto a esta costumbre.
Conservo, de los años en que más cosas hicimos juntos, unos ejemplares numerados, de las ediciones de tres cuadernos muy significativos:
“Cruspinera 74 dibujos”. Paris 1974.
London”. 1975.
El fil “. 1975
Paris y Londres son cuadernos de viaje. Salir para conocer, para aprender, para crear, para sentirse algo más libre. Salir porque en España se estaba lenta, pero agresivamente muriendo Franco, y todavía no se había muerto.
“El fil”, de diferente manera también es un libro de viajes, el de una idea.
El hilo es la línea de un dibujante, la secreción y desarrollo de un pensamiento, la sucesión de imágenes de una retina ávida y viva.
El hilo era conductor, de repente te situaba en un paraje insólito, pero también era maraña que te atrapaba en su red.
.

.
Al final, en el cuaderno de Joan, el hilo se pierde y su propietario, Cruspinera, hace el correspondiente parte de denuncia.
.

.
Ojeando estos cuadernos, viajeros en mis alforjas desde hace 33 años, he descubierto, que en el interior del de “London”, permanece el recuerdo de un amigo que me desea lo mejor para 1976.
Feliz memoria la de aquellas ilusiones: Libertad de expresión. LIBERTAD
.
__________________________________
.
Nota de Presente.
.
Bloc” y “Blog” que fantástica similitud entre dos palabras para quehaceres tan idénticos. Y que hilo de seda y que enredadera se me avecinan.
.

domingo, 11 de octubre de 2009

MANOLO GÓMEZ Y LA UNIVERSIDAD.
.
.
Manolo Gómez. "La tañedora del silencio". Óleo sobre tabla. 100cm. x 81 cm.
.
Mari Ángeles Golvano, mi profesora de Historia del Arte, en el Instituto Juan de Austria de Barcelona, me inició en el conocimiento y disfrute del Arte. Ella fue la impulsora de que al matricularme en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Barcelona, decidiera estudiar al unísono dos especialidades: Filosofía y Arte.
La primera y segunda generación de licenciados de la UAB estudiamos, durante los primeros años de licenciatura, en Sant Cugat, a cobijo de su Monasterio y su claustro. Estos primeros años imprimieron carácter en gran parte de una generación universitaria. Aquella época fue diferente y en muchas cosas especial y única.
Los estudiantes de la especialidad de Arte, tuvimos la suerte de relacionarnos, con los artistas que estudiaban en la Escuela de Murales de San Cugat. Convivíamos en el mismo claustro.
Fue en este entorno donde conocí a Manolo Gómez, y también a Juan Orozco y Rosario García.
Manolo Gómez y su obra tenían mucha fuerza. Imantaron a mucha gente en aquella Facultad.
Y entre nosotros surgió una profunda amistad que nos ayudó a estimular la creatividad.
Manolo Gómez fue el primer artista al que impulsé y traté de promocionar.
Con el apoyo de varios compañeros y algún profesor, en especial Mª Teresa Camps, organizamos una espléndida exposición con sus trabajos e hicimos las primeras ventas significativas. A partir de esta experiencia me propuse empezar a apoyarlo profesionalmente. Hice fotografiar por Calvet, todas sus obras, y empezamos a catalogarlas. Este material lo tengo perdido, pero se han salvado 23 fotografías en blanco y negro, manchadas como tantas otras cosas por una inundación, que reproducen otros tantos cuadros de aquella época.

.

.

.
.

.

.

.
Manolo Gómez. "El Sevillano". Óleo sobre tabla.
El Sevillano, fue un histórico tren que transportó a millares de andaluces hacia Catalunya. En el vino Manolo Gómez, con sus pinturas y pinceles bajo el brazo, como un emigrante más.
.

.

.
.
.

.

.

.
En la obra de Manolo Gómez, en aquella época, los suelos tenían mucha importancia. Los pintaba seguiendo las enseñanzas del arte renacentista y barroco.
Al ver este cuadro, percibo y recuerdo el suelo de ajedrezado.
Les invito a que visualicen mi blog: http://rigormortis-blog-de-esperanza.blogspot.com/ y que presento con seudónimo.
.
___________________________________________________
.
Tema de presente.
.
.

Fotos de El Sevillano, abandonado y posteriormente restaurado.
.
Les invito a visitar el Museo de la Historia de la Inmigración en Calalunya, en Sant Adría del Besos.
.

viernes, 9 de octubre de 2009

MEMORIA, LUZ Y MULETA DE LA VIDA.
.
.
Si tuviéramos un recuerdo autobiográfico perfecto, o cayéramos en el profundo pozo de la pérdida de toda memoria, viviríamos en el desastre.
Si conserváramos, alrededor nuestro, todos los objetos que nos han rodeado a lo largo de nuestra vida, y que por algún que otro motivo tienen significado, viviríamos aplastados entre toneladas.
Lo normal es que nuestras vidas transcurran por alguna zona intermedia de estos extremos, y que tratemos de llevarnos bien con nuestras cargas. Acumulamos, pero vamos echando lastre, pues hay que dar los pasos que nos lleven hacia el futuro todavía liviano.
Vivimos entre el recuerdo y el olvido como funámbulos de un delicado equilibrio.
Y, de tanto en vez, sufrimos seísmos traumáticos que nos provocan una discontinuidad.
Todo es siempre presente, y lo que nos acontece en él, a veces es manso, pero otras nos convulsiona el pasado, o nos traza el inicio de un nuevo futuro.
Se nos puede morir un padre o nacernos un hijo. Un día podemos estar plantando un colchón todavía sin sábanas en una nueva casa vacía, y otro podemos encontrarnos con un terremoto que nos aplasta la casa convirtiendo, rápidamente, todas sus pertenencias en basura para alimento de gusanos.
Las experiencias traumáticas, las rupturas o los brotes bruscos, provocan efectos duraderos que hay que saber llevar o sobrellevar, para volver a caminar por alguna línea mansa.
Y para aliviarse de las mismas, hay que hacer arqueología, pero terminada la jornada de excavaciones, los arqueólogos debemos irnos a tomar unas nuevas y vivificadoras cervezas.
Partamos de lo críptico, pero tratemos de vivir con nitidez.
M.O.V. - memoria pretende fijar trozos de la memoria de mi pasado, y hacer con ellos un museo virtual de mi arqueología, mientras siento y cojo fuerza para volver a lanzar al mar mi barca varada.
____________________________________________

Nota de presente.

He construido mi reflexión “Memoria, luz y muleta de la vida” mientras leía y releía el articulo de Emma Riverola, “La hipermnesia y Facebook”, publicado por El País, el 4 de octubre de 2009, y me interesaba por conocer algo más sobre su trabajo y persona.
http://www.elpais.com/articulo/opinion/hipermnesia/Facebook/elpepiopi/20091004elpepiopi_5/Tes/
.

martes, 6 de octubre de 2009

LA ACORDEONA
.
.

Manolo Gómez. "La acordeona". (1977). Dibujo 42 x 33 cm.
.
Primero pulsar el aire tibio de tus notas
despacio, como queriendo hablar contigo
y arrancar de tus teclas toda la dicha
y la tristeza de tu galope sin riendas
con que soñar los cuerpos talados por la muerte.
.
Después, mecido por los ecos de tu música
en las raíces del tacto hundir los ojos ciegos
hasta sentir la voz caliente de la sangre y el canto,
paloma que ha de volar a la orilla sin náufragos,
mar con que anegar dulcemente soledad y olvido aquí despiertos.
.
"La acordeona y el ciego" de José Santamaría. (1977)
..........................
.
Publiqué en una postal, éste dibujo de Manolo Gómez y el poema que, para el mismo, hizo José Santamaría.
Los tres fuimos grandes amigos en una época, desde que nos conocimos en el Claustro del, Monasterio de San Cugat, allá en 1970 hasta, más o menos, 1982.
.
SCHWEYK, HOMENAJE A BRECHT.


Del 11 de enero al 20 de marzo de 1978, organicé en el vestíbulo de la Sala Villarroel de Barcelona, una exposición – homenaje a Bertolt Brecht (1898-1956), conmemorativa del 80 aniversario de su nacimiento, como actividad cultural complementaria al montaje teatral “Schweyk en la Segunda Guerra Mundial", que Tábano presentaba en dicha sala barcelonesa.
Propuse a Mario Bedini, Gustavo Carbó-Bertold, Joan Cruspinera, José Mª Guerrero-Medina, Joaquim Hidalgo y Javier Puértolas que, en formato grande 70 cm. x 100cm., me hicieran un dibujo a lápiz, interpretativo de la obra de Brecht y del tema, en la misma, planteado.
La respuesta a mi propuesta fue los seis magníficos dibujos que reproduzco, los cuales se editaron en una carpeta de postales.
Junto a los dibujos, la exposición presentaba varias reproducciones de fotografías alusivas a Brecht y a los actores y montajes que en su día dieron vida a esa obra.
Está exposición respondía a una filosofía de acción que por aquellos años trataba de llevar a la práctica con gran ilusión.
El objetivo era organizar exposiciones, fuera del circuito comercial de las galerías de arte, con el propósito de hacerlas llegar al mayor número de gente posible.
En esa línea de trabajo estuvo la organización, en los Institutos de Enseñanza Media de Catalunya, de un circuito itinerante de exposiciones de jóvenes valores del momento.


"Homenaje a Bertold Brecht". Cubierta de la carpeta.
.

Bedini, Mario. "Schweyk ... ". (1977). Dibujo 70 x 100 cm.
.

Hidalgo, Joaquim. "Schweyk ... ". (1977). Dibujo 70 x 100 cm.
.

Puértolas, Javier. "Schweyk ... ". (1977). Dibujo 70 x 100 cm.
.

Carbó-Berthol, Gustavo. "Schweyk ... ". (1977). Dibujo 100 x 70 cm.
.

Cruspinera, Joan. "Schweyk ... ". (1977). Dibujo 102 x 73 cm.
.

Guerrero-Medina, José Mª, "Schweyk ... ". (1977) Dibujo 100 x 70 cm.
.

Algunas fotos presentadas en la exposición.

Insignia identificativa de Facebook

Seguidores

http://mov-memoria.blogspot.com/