Etiquetas

1976 (1) 1977 (1) abuelita (1) Alberti (1) Aurora (1) Ayuntamiento de Tossa (1) Bárbara Celis (1) Barrio Gótico de Barcelona (1) Bataille (1) Bedíni (1) biblioteca (1) bloc (1) blog (1) Brecht (2) Calle Aragón (1) Calvet (1) Carbó-Berthold (1) Catalunya (1) Cena Final de Año (1) chamarilero (1) Chartres (1) Cine Publi (1) constructor de catedrales (1) Cruspinera (5) Dahomey (1) dicción (1) Egipto (1) Eixample de Barcelona (1) El fil (1) Emma Riverola (1) escuela 2000 (1) Escuela de murales de Sant Cugat (1) España (2) facebook (1) fascismo (1) Franco (1) Goya (1) Grabadores de la España del Sur (1) Guerrero-Medina (1) Heartfield (1) Hidalgo (2) hipermnesia (2) horror vacui (1) Instituto Juan de Austria (1) Joan Hosta (1) José Santamaría (1) Juan Orozco (2) Juan Suárez (1) laberínto (1) libertad (1) Liv Ullmann (1) Lleonart (1) London (1) Los Reyes Magos (1) M.O.V. memoria (4) Mª Teresa Camps (1) mamá (1) Manolo Gómez (4) Manuel Oller (1) Mari Ángeles Golvano (1) máscara (1) Mayo del 68 (1) Milicua (1) Millares (1) Monasterio de Sant Cugat. (1) Navidad (1) Nietzsche (1) Oriente (2) Ouroboros (2) Pakula (2) Pandora (1) Paris (1) paz (1) Persona (1) Persona de Bergman. (2) Picasso (1) pirámide (2) polimorfo (1) Primavera de Praga (1) Puértolas (1) realismo (1) Reina (1) retrato (1) Rosario Garcia (1) rostro (1) Rufí (1) Sala Villarroel. (1) San Cugat (1) Schweyk (2) Señora Teresa (1) Serie "Imágenes" (1) Serie "Pájaros" (1) Tábano (1) Tossa (1) Trencadis (1) Universidad Autónoma de Barcelona (2) Van Gogh (1) Víctor-León Oller (1) Visquerra (1) Zúgel. (1)

viernes, 26 de febrero de 2010

PERSONA de Ingmar Bergman.

“Hay una palabra que siempre me ha obsesionado y que me vino al pensamiento: persona, el vocablo latino con el que se designaban las máscaras detrás de las cuales, en la antigüedad, los actores ocultaban el rostro { …}
Yo estaba encantado: mi film llevaría ese título curioso, Persona, palabra cuyo primer sentido fue extrañamente alterado, porque, de significar máscara, pasó a designar a aquél que se oculta detrás de ella.” Bergman
.
La confrontación de rostros, o entre la persona y su máscara. El combate entre una voz y un silencio.
Las películas de Bergman afrontan el existencialismo de una generación.
Metidos en las convulsiones políticas del Mayo del 68 y la Primavera de Praga, los “progres”, en 1968 y en los primeros años de la década de los setenta, desde un punto de vista más íntimo, teniamos a Ingmar Bergman como un cineasta de culto que aguijoneaba nuestras psiques.
Visionabamos, una y otra vez sus películas, siempre de forma proyectiva, y viendo preguntas y respuestas de los aspectos esenciales de nuestras vidas.
Fuí un ferviente seguidor de Bergman y un enfermizo y fascinado amante de Liv Ullmann.
.
Detalle de mi Biblioteca de la calle Aragón.
.
Ví “Persona” no menos de siete o ocho veces, y coleccionaba los recortes de revistas con fotos de Liv. Las tardes de cine en el Publi , con sus viejas butacas de armazón de madera y olorosa tapicería de color pardo oscuro, el cine de Arte y Ensayo, nos congregaba como la mejor escusa para amar a las amigas; Pilar, Lita, Olga, Rosa … sobretodo Rosa.
Fue una época de amoress adolescentes, convulsos e imposibles.
Bergman me enseñó que se puede escribir la historia de un individuo de una “persona” a través del análisis de su “rostro”.
Fijaros en el rostro, ver y veros desde la obscena óptica del primer plano, aquella que permite ,que se aprecien todas las arrugas. Miraros sin pudor “cara a cara”. Romped la persona – máscara y adentraros en el pozo fétido de las entrañas.
Diseccionar los rostros, vuestro rostro, como los oráculos las visceras, y podreís serviros de la memoria que encierran para ver irrefutablemente los augurios de vuestro destino.
En”Persona”, Bergman mediante el dialogo personificado entre la voz (Alma, la enfermera) y el silencio (Elisabeth, la gran actriz que se ha quedado muda) nos deja perplejos y reflexivos, tocados y enfrentados a nuestras terribles muertes temporales; cuando resulta que, por lo que haya pasado, nos llega a parecer un sin sentido que "el habla" siga caminando; cuando resulta que la vida de uno parece que ha perdido toda posibilidad de trayectoria.
M.O.V. memoria, los vestigios de identidad que publico, es el conjunto de primeros planos de penetrantes miradas a mi rostro, es un cúmulo de máscaras en erupción volcánica, de cajas de Pandora, robadas al tiempo y al olvido,que surgen de la oscuridad, obligadas a decir su secreto, para dar a conocer ese personaje que vive entre su verdad e ilusión.
M.O.V. memoria es un ejercicio de impudor violento que pretende dar fuerza a la voz y vencer la resistencia al silencio.
.


.
___________________________________________
Tema de pasado, presente y futuro.
.
Dialogos entre Elisabeth y Alma
(En proceso de selección)
.

No hay comentarios:

Insignia identificativa de Facebook

Seguidores

http://mov-memoria.blogspot.com/